La transición que necesita Venezuela

Mucho se ha debatido sobre la ruta necesaria para lograr restablecer la democracia en nuestro país. Pero muy poco o casi nada se ha dicho sobre las características de una de las etapas más relevantes de la ruta planteada por el presidente (e) Juan Guaidó. El camino a transitar señalado por el presidente es muy claro: Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. En la primera etapa existe más bien una especie de condición mínima necesaria para entrar en el gobierno de transición, se establece que el presidente ilegítimo y en usurpación Nicolás Maduro debe salir de Miraflores y dejarle el control que tiene a otro, luego ese otro que asume debe crear las condiciones para llegar a

El régimen se levanta de la negociación con  Noruega y se sienta con el Imperio.

El proceso de negociación promovido por Noruega se hizo insostenible para el régimen de Nicolás, su intransigencia o incapacidad para proponer una salida creíble a la crisis venezolana y la metodología aplicada en dicha negociación los obligó a suspender su participación en el mismo. La imposición de mayores sanciones por parte del gobierno de Trump por la ausencia de avances importantes en la negociación, incrementó las contradicciones internas en el chavismo – madurísimo. Analicemos qué puede estar ocurriendo: En primer lugar la variable tiempo se invirtió con respecto a lo que fue el proceso de República Dominicana (RD), en aquella oportunidad la oposición quería más tiempo y el régimen acortar los plazos lo máximo posible. Hoy la situación es exactamente lo

La lección de República Dominicana y su relación con Noruega

El régimen que encabeza Maduro, tiene bien ganada la fama de ser estafadores del diálogo. No existe sobre ellos ninguna credibilidad, sus antecedentes y actuaciones en los diferentes escenarios de diálogos en el pasado evidencian que no tienen palabra, ni respetan acuerdos de ningún tipo. Que su método preferido es la mentira y la manipulación, según; con el propósito de “tomar oxígeno”, y es precisamente este último argumento el que más utilizan los que con justos temores se oponen a que participemos en la iniciativa de negociación del gobierno de Noruega. La pregunta que debemos hacernos todos los venezolanos no es: ¿si creemos en una negociación con el régimen? La interrogante correcta es: ¿nos conviene asistir a la invitación del gobierno

El gobierno le subió el octanaje a la hiperinflación

“Incrementar los impuestos en medio de una pérdida sostenida y estructural de la economía, es como quitarle sangre a un cuerpo débil y enfermo” Eliminando todas las distracciones y elementos ficticios que se dijeron cuando se anunciaron las medidas económicas, y obviando del análisis el tema de la reconversión monetaria, lo que queda son varios ajustes de precios que generaran inmediatamente otros ajustes en la economía real, cuyo resultado será que en un plazo muy breve tendremos una situación peor a la de hoy. Empecemos por prescindir de ese pote de humo llamado Petro (Criptomoneda imaginaria con la cual el gobierno no puede pagar ni un kilo de lenteja en el extranjero), utilizado esencialmente para esconder y confundir la draconiana realidad de

Entre votar o no votar, mejor preguntarnos: ¿Realmente estamos Votando? por Simón Calzadilla

Existe hoy un debate en Venezuela sobre el votar o el abstenerse.  Sobre ambas decisiones posibles se han construidos argumentos que en mi criterio no obedecen a realidades concretas, ni precedentes históricos. En primer lugar debemos definir que votar significa: ejercer el derecho a decidir o elegir. Esto nos lleva a la concluir que un proceso que no garantice el derecho a elegir o escoger, debido a que las condiciones imperante sólo garantizan el triunfo de una de las partes, no podría llamarse un auténtico proceso electoral, y obviamente el voto no sería voto. En segundo lugar, también se dice que si no participas en un determinado proceso electoral, quedas debilitado, o peor, quedas inhabilitado para participar en el próximo.

Nos dejaron sin poder pagar el pasaje, la gasolina y los gastos menores.

“Sencillamente es tan estúpido como pretender bajar la fiebre rompiendo el termómetro”   El pasado lunes escribí en mi cuenta de Twitter que; “Con la última de Nicolás a partir del viernes la gente no tendrá como pagar el pasaje, la gasolina, ni efectuar otros gastos menores”, además publiqué otros indicando lo inconveniente que era sacar los billetes de Bs 100,00,  sin que estuvieran en circulación la nueva familia de billetes, o por lo menos las monedas de Bs 100,00 y los prometidos nuevos billetes de Bs 500,00.   Es imposible creer que el BCV, el Ministerio de Finanzas y por tanto el presidente Nicolás no supieran que para hoy -tenemos información que por varios días más- no llegarían los billetes y monedas mencionadas

“SENTENCIA MATA VOTO” por Simón Calzadilla

Cuando el sistema electoral venezolano era manual y las mesas estaban constituidas por militantes de los partidos, se daba de forma frecuente la anulación de actas de escrutinios por inconsistencia numérica, esto producto esencialmente de una manipulación en la elaboración de la misma por parte del miembro de mesa al percatarse de que su organización política perdía la votación, con ello los testigos que revisaban el acta en el proceso de totalización respectivo, anulaban el acta y se perdían esos votos. De ésta práctica surge la famosa frase:acta mata voto. Esto llevó a un inmenso desprestigio del sistema manual de votación, escrutinio y totalización; surgiendo una gran presión social a favor de un sistema electoral automatizado. Surge de ésta forma a